Felicidades 🤾

Hay un cuento
Que me trajo un día el viento
Que me enseña a reír
Que da ganas de vivir
Donde las hadas existen
Y no hay corazones tristes


Y en Abril surcan flores de colores mi jardín
Surcan flores de colores mi jardín
Hay un cuento
Donde vive un sentimiento que nunca va a morir


Que se queda junto a mí
Donde no llegan las penas
Donde sólo hay gente buena, y es así
Es un cuento que podemos compartir
Es un cuento que podemos compartir


Haz que tu cuento valga la pena
Haz de tus sueños la ilusión
Y que se asome la primavera en las calles de tu corazón


Haz que tu ángel nunca se vaya
Que cuide el niño que hay en ti
Y cuando crezcas nunca lo pierdas porque perderás tu corazón

¡ Feliz Día del niño y de la niña !

ADELANTE

Hoy leí esta frase..
Y me pareció tan real.

Es cierto..
Que por precaución, cuidado y salud
Hemos de guardar distancia física..
Especialmente de los miembros más vulnerables.

Sin embargo también es igual de cierto..
Que este es el momento donde más se necesita la unión y el trabajo en conjunto por una meta en común.
Es el tiempo en que más necesitamos unos de otros..
En que nuestra presencia emocional y  nuestro apoyo es más requerido.
En que nuestras almas han de acercarse, comprenderse, respetarse y amarse.

Te invito..nos invito.. a estar más que nunca cercano de corazón con todos los seres que puedas alcanzar..
A darles abrazos cálidos con una palabra…o un gesto de cariño y amabilidad.

Hoy…la camaradería de nuestros corazones es lo más importante..
Lo que nos levanta y nos permite seguir adelante

“…Más unidos que nunca…”

VIVIR

Anteayer limpió todos los baños de su casa..
Ayer todo el segundo piso..
Escuchando su música favorita..
Hoy planea ver que cosas hay en su habitación que ya no usa.

Estos días también estuvo ayudando en la cocina..
Saliendo a hacer compras y compartiendo un hola enmascarado y cariñoso con los caseros del mercado.. que ya conoce tanto.
Disfruta mucho su regreso a casa, cortito, pero a través del parque.. viendo los árboles y recordando la vida.

Ha tratado de incrementar los gestos de cariño hacia su familia..
Los te quieros…los eres lo máximo…que tanto les hacen sonreír.
Ha conversado con amigos por teléfono..y se han ayudado solo con escucharse y estar allí.
Ha reído con las ocurrencias de la gente, y con su propio sentido del humor desbocado.

Como ven…
Ha sido simple…
Vida…nada más.
Y se sorprendió..
Que en realidad todo aquello que creía que necesitaba…no era tan necesario.
Y lo verdaderamente necesario..era sencillamente vivir.

“…Hoy se trata de vivir..y de hallar la felicidad en esa simpleza…”

SOLO POR HOY

Cuando tienes ansiedad o temor por alguna circunstancia…
El cambio de pensamiento es importante para superarla.

Una de sus principales causas es que tendemos a vivir en el futuro… queriendo resolver aquello que no sabemos si vendrá o no…
sufriendo y preocupándonos por adelantado.
Obsesionándonos con ganarle la partida a catástrofes que pudieran ser imaginarias si ponemos demasiada atención…
y viviendo así todo el tiempo nerviosos y en alerta máxima.

Estos tiempos generan mucha ansiedad en todos los corazones..
algo que comprendo por lo que estamos viviendo…
y por eso tal vez sería oportuno recomendar uno de los principales medios para atravesar este camino incierto con salud mental y emocional…
..es justamente resolver un día a la vez..
..es poder y hacer un día a la vez.

No es que no nos importe mañana..
Pero en realidad…solamente tenemos hoy para ponernos en acción.

Cada mañana..
Me miro a los ojos..me tomo la mano..me doy ánimo..
Y me digo:
Demos ahora..lo mejor que tenemos.
Eso es suficiente.

Y cada noche..
Me miro al espejo..con toda la gratitud que consigo encontrar..
Y recuerdo..
Qué este día pude…lo hice..
Tal como fue…está logrado.
Y eso ya es una bendición.

Vamos..¡que hoy podemos!

“…Un día  a la vez hermano..hermana…sólo hoy con lo mejor que podemos dar…”

FE

Fe…
Para levantarnos cada mañana..
Para dar lo mejor por los que amamos..
Para ayudarnos mutuamente.

Fe…
Para creer en la vida..
Para agradecerla y apreciarla..
Para comprender su verdadero valor.

Fe..
Para dar..
Para ser respetuosos, honestos y solidarios..
Para ser tan generosos como podamos.

Fe..
Para tomar esta experiencia..
Y aprender de ella..
Y crecer…como personas, como comunidad y como mundo.

Fe..
Para encontrar la felicidad..
En la sonrisa de tu hijo..
En las historias de tu padre..
En el camino inspirador del que no conoces.
En el recuerdo de un amigo…

Hoy es..un tiempo de fe.

“…Tenemos la fuerza de la fe…”

Momento de Reflexión

Miren que hermoso!!!

Yo:      Hola Dios.
Dios:  Hola …
Yo:      Me estoy desmoronando.  ¿Me puedes volver a armar?
Dios:  Preferiría no hacerlo.
Yo:      ¿Por qué?
Dios:  Porque no eres un rompecabezas.
Yo:      ¿Qué pasa con todas las piezas de mi vida que se caen al suelo?
Dios:   Déjalos allí por un tiempo.  Se cayeron por una razón.  Déjalas estar allí un rato y luego decide si necesitas recuperar alguna de esas piezas.
Yo:      ¡No lo entiendes!  ¡Me estoy rompiendo!
Dios:   No, tú no entiendes.  Estás trascendiendo, evolucionando.  Lo que sientes son dolores de crecimiento.  Estás desprendiéndote de las cosas y las personas en tu vida que te están reteniendo.  No se están cayendo las piezas.  Las piezas se están poniendo en su lugar.    Relájate.  Respira profundamente y deja que esas cosas que ya no necesitas se caigan.  Deja de aferrarte a las piezas que ya no son para ti.  Deja que se caigan.  Déjalas ir.
Yo:      Una vez que empiece a hacer eso, ¿qué me quedará?
Dios:   Solo las mejores piezas tuyas.
Yo:      Tengo miedo de cambiar.
Dios:   Te sigo diciendo: ¡NO ESTÁS CAMBIANDO!  ¡ESTÁS CONVIRTIÉNDOTE!
Yo:      ¿Convirtiéndome, en quién?
Dios:   ¡Convirtiéndote en quien yo creé para que fueras!  Una persona de luz, amor, caridad, esperanza, coraje, alegría, misericordia, gracia y compasión.  Te hice para mucho más que esas piezas superficiales con las que has decidido adornarte y a las que te aferras con tanta codicia y miedo.  Deja que esas cosas se te caigan.  ¡Te amo!  ¡No cambies!  ¡Conviértete! ¡No cambies!  ¡Conviértete!  Conviértete en quien quiero que seas, en quien creé.  Voy a seguir diciéndote esto hasta que lo recuerdes.
Yo:       Ahí va otra pieza.
Dios:   Sí.  Deja que sea así.
Yo:       Entonces … ¿no estoy roto?
Dios:    No, pero estás rompiendo la oscuridad, como el amanecer.  Es un nuevo día.  ¡¡Conviértete!!  ¡¡Conviértete en quien realmente eres!!…un ser de luz!!!
☀️☀️☀️Feliz renacimiento para todos ustedes

OSCURIDAD

En un momento de reflexión sintió que todo éste tiempo quiso decir…
Que siempre ha sido paciente, amoroso y tolerante.


Quiso contar que nunca ha perdido la calma, el equilibrio.. que ha sido una luz de optimismo y esperanza que no se apaga.

Pero no ha sido así…

Aún con toda su experiencia de vida…
Esta situación..
Ha sacado al aire..
Sus temores, su impotencia, su impaciencia, su rabia, sus supersticiones, sus obsesiones, sus creencias más dañinas…

Le ha permitido verse completo…
Con ese lado humano, crudo, oscuro y real que todos tenemos.

¿Y qué hizo con él está vez?
No, no lo escondió…
No, no le dijo que se fuera…
No, no se avergonzó de él..
No lo rechazó…
No lo negó…

Lo miró a los ojos..
A esa humanidad que también es…
Y le dió un abrazo tan grande..
Qué se hicieron uno..
Un abrazo que decía…”yo te amo sin condiciones”.

“…Tal vez tu oscuridad solo desea que tu luz la abrace…”

RESPETO

¿Porqué nos cuidamos tanto…aún si tal vez..a nosotros no nos afecte demasiado?
¿Porqué no hemos de acaparar… porqué tomar solo lo necesario para nuestras familias?
¿Porqué hoy más que nunca es vital pensar en el bien del vecino, del anciano, del niño…del extraño?

Estamos llamados a pensar y actuar en comunidad.
Porque si bien a nosotros no nos puede afectar gravemente…
podemos ser el medio por el que llegue a otros..débiles y vulnerables.

Porque si solo mi familia y yo comemos bien y tenemos lo que necesitamos..pero el resto no…corremos todos el mismo riesgo.

Porque no es solamente mi bienestar y mi salud la que cuentan ahora…también la del que no conozco, pero al cual cada una de mis acciones influye positiva o negativamente.

Más que nunca estamos llamados a no herir..
a actuar conscientemente..
A amar a todos mostrando respeto por su vida.

“…Una forma de amar es… respetando y valorando tu vida…”

COMPARTIR

Ayer recibió de los mejores consejos para estos días..
Ya que sin darse cuenta…
la situación que vivimos le estaba afectando demasiado
e incrementando la ansiedad.

Y lo quiso compartir, porque tal vez alguien encuentre en ellos…algo de lo que necesita.

Primero, informarnos de fuentes serias y fidedignas una a dos veces durante el día… pero “no sobreinformarnos”…es decir..no hacer que nuestro pensamiento y momentos giren en torno a cada noticia que sale y a cada especulación.

Segundo, dentro de lo posible, sigamos con nuestra vida, aún restringida en la salidas, hagamos una rutina estructurada, de tal forma que el tiempo pase realizando cosas reales y productivas.. más que asustándonos.

Y tercero comprender que está en nuestras manos donde ponemos nuestra atención..
Que podemos encontrar aquí y ahora..también la felicidad..en las pequeñas cosas, en lo que tenemos la oportunidad de compartir,  en la paz que decidamos elegir y en los siempre presentes motivos para agradecer.

“…Encontremos la felicidad también en estos momentos..la paz y el amor que nunca dejan de existir…”

Momento de reflexión

¿QUE Harías EN ESTE CASO?*

Es la tarde de un viernes típico y estás manejando hacia tu casa…
Sintonizas la radio. El noticiero cuenta una historia de poca importancia: En un pueblo lejano han muerto 3 personas de alguna enfermedad que nunca antes se había visto.
No le pones mucha atención a ese acontecimiento…

El lunes cuando despiertas, escuchas que ya no son 3, sino 30,000 personas las que han muerto en las colinas remotas de la India.

Gente del control de enfermedades de varios países, han ido a investigar.

El martes ya es la noticia más importante en la primera plana del periódico, porque ya no sólo es la India, sino Pakistán, Irán y Afganistán y pronto la noticia sale en todos los noticieros. Le están llamando

‘Influenza Misteriosa’ y todos se preguntan: ¿Como vamos  a controlarla?

Entonces una noticia sorprende a todos:

Europa cierra sus fronteras, no habrá vuelos a Francia desde la India, ni de ningún otro país donde se haya visto la enfermedad.

La información dice, que cuando tienes el virus, es por una semana y ni cuenta te das. Luego tienes 4 días de síntomas horribles y entonces mueres.

Inglaterra cierra también sus fronteras, pero es tarde, pasa un día más y el presidente de la ONU, cierra las fronteras de Europa y Asia, para evitar el contagio en los demás continentes, hasta que encuentren la cura…

Se oye la noticia:
2 mujeres han muerto en Nueva York. En horas, parece que la enfermedad invade a todo el mundo.

Los científicos siguen trabajando para encontrar el antídoto, pero nada funciona. Y de repente, viene la noticia esperada: Se ha descifrado el código de ADN del virus. Se puede hacer el antídoto.

Va a requerirse la sangre de alguien que no haya sido infectado y de hecho en todo el país se corre la voz que todos vayan al hospital mas cercano para que se les practique un examen de sangre.

Vas de voluntario con tu familia, junto a unos vecinos, preguntándote ¿qué pasará? ¿Será este el fin del mundo?…

De repente el doctor sale gritando un nombre que ha leído en el registro. El más pequeño de tus hijos está a tu lado, te agarra la chaqueta y dice: ¿Papi?, ¡ese es mi nombre!. Antes que puedas reaccionar se están llevando a tu hijo y gritas: ¡Esperen!… Y ellos contestan: todo está bien, su sangre esta limpia, su  sangre es pura.

Creemos que tiene el tipo de sangre correcta.

Después de 5 largos minutos los médicos salen llorando y riendo. Es la primera vez que haz visto a alguien reir en una semana. El doctor de mayor edad se te acerca y dice: Gracias, señor, la sangre de su hijo es perfecta, está limpia y pura, se puede hacer el antídoto contra esta enfermedad…

La noticia corre por todas partes, la gente está orando y llorando de felicidad.

En eso el doctor se acerca a ti y a tu esposa y dice: ¿Podemos hablar un momento? Es que no sabíamos que el donante sería un niño y necesitamos que firmen este formato para darnos el permiso de usar su sangre. Cuando estás leyendo el documento te das cuenta que no ponen la cantidad que necesitarán y preguntas: ¿Cuánta sangre?…

La sonrisa del doctor desaparece y contesta: No pensábamos que sería un niño. No estábamos preparados. La necesitamos toda…

No lo puedes creer y tratas de contestar:

‘Pero, pero…’. El doctor te sigue insistiendo, ‘usted no entiende, estamos hablando de la cura para todo el mundo. Por favor firme, la necesitamos…toda. Tú preguntas: ¿pero no pueden darle una transfusión? Y viene la respuesta: si tuviéramos sangre limpia podríamos…

¿Firmará?, por favor…¡¡Firme!!….

En silencio y sin poder sentir los mismos dedos que sostienen el bolígrafo en la mano, firmas. Te preguntan: ¿Quiere ver a su hijo?

Caminas hacia esa sala de emergencia donde está tu hijo sentado en la cama diciendo: ¡Papi, Mami!, ¿qué pasa? Tomas su mano y le dices: Hijo, tu mami y yo te amamos y nunca dejaríamos que te pasara algo que no fuera necesario, ¿comprendes eso? Y cuando el doctor regresa y te dice: Lo siento necesitamos comenzar, gente en todo el mundo está muriendo…

¿Te puedes ir? ¿Puedes darle la espalda a tu hijo y dejarlo allí?… Mientras él te dice ¿Papi?,¿Mami? porqué me abandonan…

A la siguiente semana, cuando hacen una ceremonia para honrar a tu hijo, algunas personas se quedan dormidas en casa, otras no vienen porque prefieren ir de paseo o ver un partido de fútbol y otras viene a la ceremonia, con una sonrisa falsa fingiendo que les importa.

Quisieras pararte y gritar: ¡¡¡Mi hijo murió por ustedes!!! ¿Acaso no les importa?…

Tal vez eso es lo que Dios nos quiere decir: ‘Mi hijo murió por ustedes, ¿todavía no saben cuánto los amo?

Es curioso lo simple que es para las personas desechar a Dios y después preguntarse porqué el mundo va de mal en peor.

Es curioso ver cómo creemos todo lo que leemos en el periódico, pero cuestionamos lo que dice la Biblia.

Es curioso cómo nos esforzamos día tras día atesorando bienes terrenales y no dedicamos unos cuantos minutos a atesorar los bienes celestiales.

Es curioso cómo alguien dice: ‘Yo creo en Dios’, pero con sus acciones demuetra que sigue a otros.

Es curioso cómo enviamos millares de ‘bromas’ a traves de un correo electrónico…, mismas que se esparcen como un fuego voraz, pero cuando envías mensajes que tienen que ver con Dios, la gente lo piensa antes de compartirlos con otros.

Es curioso cómo la lujuria, cruda, vulgar y obscena pasa libremente a través del ciberespacio, pero la discución pública de Jesús es suprimida en las escuelas y en los lugares de trabajo.

¿ES CURIOSO, VERDAD?

Es curioso que cuando termines de leer este mensaje, no sientas la necesidad de enviarlo a muchos de los que están en tu lista de contactos simplemete porque no estás seguro(a) de lo que ellos creen o vayan a pensar?

Es curioso cómo nos preocupamos más de lo que la gente piense, que de lo que Dios piense de nosotros.

No te detengas, envíalo y que tengas un feliz día, sólo tienes que marcar reenviar!!!…

EMPATÍA

¿Porqué el otro está tomando las cosas así y yo no?


¿Qué existe en su vida que puede moverlo a actuar como lo hace?
¿Qué ha vivido o vive que es su motivación incluso aunque no lo sepa con certeza?


Somos mundos diferentes..
Con un pasado y unas circunstancias..
Con un conjunto de experiencias que modelan el modo en que respondemos y experimentamos cada situación.


Hay tantas veces que no comprendemos a los demás..
Tantas otras que juzgamos..duramente..
Hoy te pido y me pido..
Detenernos un instante y ponernos en los zapatos del otro..


Y tal vez no justificar, no aprobar….
Pero tal vez…mirar hasta la historia personal que ese comportamiento esconde.
Y encontrar allí..
Paciencia.. compasión.

“…Empatía..lo que más necesitamos en este momento…”

INSTANTES

“¿Me enfermaré?
¿Me irá mal?
¿Se pondrá difícil la vida?
¿Qué más vendrá?”

Esa es la mente..
Con ansiedad..

Muchos la conocemos…
Cómo funciona y como se empeña en asustarse a si misma y dar por hecho futuros trágicos y calamitosos.

La verdad es esta..
Retos vendrán..
Y no tenemos forma de adivinar cuáles serán.. Y podemos sentarnos aquí y ahora con especulaciones..preocuparnos y llenarnos de temor.

Sin embargo, es preferible no hacerlo..
Pero algo podemos aprender de la ansiedad como enfermedad..
Es que no es sano vivir así..esperando lo peor.

Que es más saludable..
Permanecer y darlo todo a cada momento..
Un día a la vez..
Un momento a la vez.

Que así.. Finalmente.. Todo se puede.

Respirar…
Y vamos un instante a la vez.

“…Un instante a la vez..todo es posible…”