INTELIGENCIA

*

Un doctor, un abogado, un joven y un monje tomaron un vuelo un domingo en la tarde en un avión privado.
De forma repentina, el aeroplano tuvo problemas en el motor.
Aun así con los mayores esfuerzos del capitán, la aeronave empezó a descender. Al final, gritó a los pasajeros que mejor saltaran y él mismo saltó.

Desgraciadamente, solo quedaban tres paracaídas.

El doctor tomó uno y empezó a gritar: “Soy médico, mi misión es salvar vidas, así que tengo que vivir” y saltó.
El licenciado también gritó, “Soy abogado, somos la gente más lista e inteligente en el mundo, debo vivir”, tomó otro paracaídas y brincó.

El monje veía al pequeño joven y amablemente dijo:
Valiente muchacho, he vivido toda una longeva y tranquila vida”…

Eres todo un joven, tienes todo un futuro por vivir, por favor agarra el último paracaídas que queda y vive en paz con tus seres queridos.
El joven le regresó el paracaídas al monje y le mencionó:
“No importa más padre….
El hombre más inteligente, acaba de saltar con mi mochila”.

“…Tu trabajo no te define, pero ser buena persona si lo hace…”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .