Las enfermedades y que significa cada una

Las versiones del significado emocional de las enfermedades van variando según los diccionarios de enfermedades emocionales. Sin embargo, muchos de ellos confluyen en el mismo significado por ejemplo:

El cáncer, estas personas suelen considerarse personas que han tenido resentimientos a lo largo de su vida, lo que va llevando a la constancia de problemas emocionales, tanto del presente como del pasado.

La anemia en el diccionario de las emociones enfermedades se va describiendo bajo un concepto relacionado con la apatía y la falta de alegría en distintos momentos de la vida que lo requieren, dejando así un sentimiento que no deja valer a la persona.

Hipoglicemia, una enfermedad que muestra a una persona que ve la vida como una carga, sin felicidades ni emociones, se van sintiendo abrumadas y con muchos problemas sin resolver.

Sobrepeso, mientras que esta enfermedad se define en este diccionario de enfermedades a una persona que no tiene afán de triunfar en la vida, así como tampoco se creen capaces de conseguir ningún objetivo, tanto así que no son personas dadas a conseguir el amor.

Caries, no solo hay biodescodificación emocional e integral, también puedes identificarte con la biodescodificación dental, el cual con su significado emocional deja ver a una persona de mucha sensibilidad, incapaz de hacerse notar y tratando de evadir cualquier oportunidad.

Últimos consejos

Por último no olvides que para poner en práctica la terapia de biodescodificación, además de conocer cada significado emocional de las enfermedades según el diccionario biológico, debes mantener un alto rango de concentración, así como también la certeza de que conseguirás la energía interior para escuchar lo que dictan cada uno de los síntomas.

Si bien es cierto que es una terapia completamente certificada desde estudios científicos, también es cierto que se requiere de mucha preparación para reconocer todos los significados en el momento oportuno, sea de causas emocionales o de causas físicas.

Fuente: biodescodificacionweb.org

TAN SOLO SER

Con tantos días para estar consigo mismo, meditando y recapitulando sobre su vida, llegó a concluir…

No lo tengo “todo”..
Todos mis sueños y mis deseos hechos realidad en mis manos ahora..

No soy lo perfecto que a mi ego le gustaría ser..
Siempre luz, nada de miedo, solo fluir..
Soy solamente un ser humano haciendo lo mejor que puede con lo que tiene..

Aún no sé muy bien por donde voy..
No tengo certezas..
Sólo ganas de aprender..
Sólo ganas de vivir.

Y sin embargo.. soy feliz..
(Si..y hasta miedo da decirlo porque se ha convertido en un tabú..pero lo soy)

Decidí..
Ya no quiero esperar..
Al día que logre “tal cosa”..
Al día que “eso” se realice..
Al día que ya no tenga temor..
Al día que todo esté “bien” para sentirme bien.
Al día que sea aprobado por los demás.
Al día que todo sea “perfecto”.

Soy feliz..hoy.
Como estoy..
Como soy..
Donde voy.
Sintiendo lo que siento..
Viviendo lo que me corresponde vivir.

“…Tal vez la felicidad no está allá lejos en lo que perseguimos..sino cuando nos detenemos a agradecer lo que somos hoy…”

Objetivos de la biodescodificación

El principal objetivo de la biodescodificación es encontrar el síntoma de la enfermedad, de manera que el enfermo pueda tomar consciencia de la misma y empezar a tener una completa solución biológica, sin dejar que la enfermedad transcurra.

Por otra parte, la bioneuroemoción delimita la descripción de la enfermedad como un proceso interno, de manera que cumple con el objetivo de hacer entender al paciente que la enfermedad se manifiesta de manera interior, confluyendo en choques emocionales para así lograr la sanación integral.

Otro de los objetivos de la biodescodificación es tratar de llegar a la emoción oculta del paciente, esa emoción que no es fácil de expresar y que se relaciona con motivos de cultura o de religión, generalmente en el inconsciente, haciéndola prevalecer en el exterior y así comenzar el proceso de curación.

ƊIALOƓOS ƐƝƬRƐ ƐL ƐƓO Ƴ ƐL ƐSƤIRIƬU

Eᥣ Ego dιjo: Cᥙᥲᥣqᥙιᥱr tιᥱmρo ρᥲsᥲdo fᥙᥱ mᥱjor, ᥱᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: ᥱᥣ ρᥲsᥲdo ᥒo ᥱxιstᥱ ᥱs soᥣo ᥙᥒ sᥙᥱᥒ̃o dᥱ tᥙ mᥱᥒtᥱ dιvιdιdᥲ, sóᥣo ᥱstᥱ momᥱᥒto ᥱs rᥱᥲᥣ.

Eᥣ Ego dιjo: Prᥱρᥲ́rᥲtᥱ ρᥲrᥲ ᥲᥣᥴᥲᥒzᥲr tᥙs sᥙᥱᥒ̃os ყ ᥱstᥲbᥣᥱᥴᥱ tᥙs objᥱtιvos, ᥱᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: ᥒo hᥲყ mᥲყor sᥙᥱᥒ̃o ᥲ ᥲᥣᥴᥲᥒzᥲr qᥙᥱ ᥱᥣ dᥱshᥲᥴᥱrsᥱ dᥱ todos ᥱᥣᥣos ρᥲrᥲ Sᥱr ყ ᥴoᥒoᥴᥱr qᥙιᥱᥒ rᥱᥲᥣmᥱᥒtᥱ ᥱrᥱs.

 Eᥣ Ego dιjo: Dᥱfιᥱᥒdᥱ tᥙs ᥴrᥱᥱᥒᥴιᥲs ყ ᥒo ρᥱrmιtᥲs qᥙᥱ tᥱ qᥙιtᥱᥒ ᥣᥲ rᥲzóᥒ, ᥱᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: Lᥲ ᥙ́ᥒιᥴᥲ ᥴrᥱᥱᥒᥴιᥲ rᥱᥲᥣ ᥱs sᥲbᥱr qᥙᥱ todᥲs ᥱᥣᥣᥲs soᥒ ιrrᥱᥲᥣᥱs ყ qᥙᥱ ρor tᥲᥒto ᥒo hᥲყ ᥒᥲdᥲ qᥙᥱ dᥱfᥱᥒdᥱr ᥒι ρrotᥱgᥱr.

 Eᥣ Ego dιjo: Los otros tιᥱᥒᥱᥒ ᥣᥲ ᥴᥙᥣρᥲ dᥱ mιs ᥴιrᥴᥙᥒstᥲᥒᥴιᥲs. Eᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: Los otros soᥣo rᥱfᥣᥱjᥲᥒ ᥣos ᥱfᥱᥴtos dᥱ tᥙs ᥴrᥱᥱᥒᥴιᥲs ιᥒᥴoᥒsᥴιᥱᥒtᥱs, ρᥱrdóᥒᥲtᥱ ყ ρᥱrdóᥒᥲᥣᥱs ρor mᥲᥒtᥱᥒᥱr ყ ρroყᥱᥴtᥲr sᥙᥱᥒ̃os ιᥣᥙsorιos dᥱ dιvιsιóᥒ.

 Eᥣ Ego dιjo: Esfᥙᥱ́rzᥲtᥱ ყ ᥴomριtᥱ ρor sᥱr mᥱjor ᥲ dιᥲrιo. Eᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: No ᥱxιstᥱ ᥱᥣ sᥱr mᥱjor ᥒι ρᥱor, todo ᥣo qᥙᥱ ρᥙᥱdᥱs ᥣᥣᥱgᥲr ᥲ sᥱr ყᥲ ᥣo ᥱrᥱs ᥱᥒ ᥱsᥱᥒᥴιᥲ, ᥒo hᥲყ ᥒᥲdᥲ qᥙᥱ mᥱjorᥲr ᥒι ᥣogrᥲr sιᥒo soᥣo dᥱshᥲᥴᥱr ᥣos vᥱᥣos qᥙᥱ ᥒo tᥱ dᥱjᥲᥒ Sᥱr ᥣo qᥙᥱ sιᥱmρrᥱ fᥙιstᥱ ყ sᥱrᥲ́s.

 Eᥣ Ego dιjo: Protᥱgᥱ ᥣo qᥙᥱ tιᥱᥒᥱs ρorqᥙᥱ ρodrίᥲs ρᥱrdᥱrᥣo. Eᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: Sι ρrotᥱgᥱs ᥣo qᥙᥱ tιᥱᥒᥱs ᥣo ρᥱrdᥱrᥲ́s, sι ᥣo ᥴomρᥲrtᥱs ყ ᥣo dᥲs ᥣo ᥴoᥒsᥱrvᥲrᥲ́s.

 Eᥣ Ego dιjo: Dιvιdᥱ ყ vᥱᥒᥴᥱrᥲ́s. Eᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: Uᥒᥱ ყ rᥱᥴordᥲrᥲ́s.

 Eᥣ Ego dιjo: Hᥲყ ᥲᥣgᥙιᥱᥒ ᥱsρᥱᥴιᥲᥣ qᥙᥱ tᥱ ᥲmᥲrᥲ́ dᥱ ᥙᥒᥲ formᥲ gᥱᥒᥙιᥒᥲ. Eᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: Eᥣ Amor ᥒo ᥱᥒtιᥱᥒdᥱ dᥱ ᥱsρᥱᥴιᥲᥣιsmos ყ ᥒᥲdιᥱ ᥱxtᥱrᥒo ᥲ tι ρᥙᥱdᥱ dᥲrtᥱ ᥣo qᥙᥱ ყᥲ ᥱrᥱs.
Eᥣ Amor sᥱ dᥲ ᥲᥣ Amor sιᥒ grᥲdos, rᥱqᥙᥱrιmιᥱᥒtos ᥒι ᥴoᥒdιᥴιoᥒᥱs ρᥲrᥲ ᥱᥣᥣo.

Eᥣ Ego dιjo: Sᥲᥴrιfίᥴᥲtᥱ ρor ᥣos dᥱmᥲ́s ყ gᥲᥒᥲrᥲ́s tᥙ ᥣᥙgᥲr ᥱᥒ ᥱᥣ Cιᥱᥣo. Eᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: Yᥲ ᥱstᥲ́s ᥱᥒ ᥱᥣ Cιᥱᥣo ყ todo sᥲᥴrιfιᥴιo ᥱs soᥣo ᥱᥣ ιᥒtᥱᥒto dᥱ “ρᥲgᥲr” ᥙᥒᥲ ᥴᥙᥣρᥲ ιᥒᥴoᥒsᥴιᥱᥒtᥱ qᥙᥱ ᥒᥙᥒᥴᥲ ᥱxιstιó ᥲᥣ sᥱρᥲrᥲrtᥱ dᥱ Dιos; tᥙ ᥣᥙgᥲr ᥱᥒ ᥱᥣ Cιᥱᥣo ᥱs ιᥒvιoᥣᥲbᥣᥱ, hᥲgᥲs ᥣo qᥙᥱ hᥲgᥲs ყ tᥲrdᥱs ᥣo qᥙᥱ tᥲrdᥱs ᥱᥒ rᥱᥴordᥲrᥣo.

 Eᥣ Ego dιjo: Eᥣ sᥙfrιmιᥱᥒto ᥱs ᥒᥱᥴᥱsᥲrιo ρᥲrᥲ ᥲᥣᥴᥲᥒzᥲr ᥱᥣ ρᥲrᥲίso. Eᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: Eᥣ sᥙfrιmιᥱᥒto ᥱs ᥱᥣ rᥱsᥙᥣtᥲdo dᥱ ᥣᥲ ᥴᥙᥣρᥲ ყ ᥱᥣ mιᥱdo, soᥣo ᥴoᥒ dᥱshᥲᥴᥱr ᥣᥲs mᥱᥒtιrᥲs qᥙᥱ ᥣᥲ mᥱᥒtᥱ dιvιdιdᥲ fᥲbrιᥴó ᥱᥣ sᥙfrιmιᥱᥒto dᥱsᥲρᥲrᥱᥴᥱ.

COINCIDENCIAS

*

Está bien que pienses como piensas..
que tengas tu pasado, tus experiencias, tus creencias..

Está bien que piense como lo hago..
también tengo un pasado…unas experiencias vividas..creencias que hoy me acompañan.

Está bien que coincidamos..si lo hacemos..
Y está bien si nuestros puntos de vista..son diferentes.

Aún podemos encontrarnos..
en el respeto que mostramos el uno por el otro..
en todo lo que somos y compartimos desde el corazón.
ellos son el puente…
donde siempre podremos reunirnos y reconciliarnos.

“..Pase lo que pase..nuestra unión y coincidencia..deberá estar siempre desde el corazón…”

ORACIÓN PARA EL AMOR POR UNO MISMO – (Extracto, por Miguel Ruiz)

Hoy, Creador del Universo, te pedimos que nos ayudes a aceptarnos a nosotros mismos tal como somos, sin juzgarnos.

Ayúdanos a aceptar nuestra mente tal como es, con todas nuestras emociones, nuestras esperanzas y nuestros sueños, nuestra personalidad, nuestra manera de ser única.

Ayúdanos a aceptar nuestro cuerpo tal como es, con toda su belleza y su perfección.

Permite que el amor hacia nosotros mismos sea tan fuerte que nunca más volvamos a rechazarnos o a sabotear nuestra felicidad, nuestra libertad y nuestro amor.

De ahora en adelante, permite que cada acción, cada reacción, cada pensamiento y cada emoción se fundamente en el amor.

Permite que el poder del amor hacia nosotros mismos sea lo suficientemente fuerte para romper todas las mentiras que nos hicieron creer; todas las mentiras que nos dicen que no somos suficientemente buenos o suficientemente fuertes o suficientemente inteligentes, y que no seremos capaces de conseguirlo.

Permite que el amor haca nosotros mismos sea tan fuerte que ya no necesitemos vivir nuestra vida según las opiniones de otras personas.

Permite que confiemos del todo en nosotros mismos a fin de que hagamos las elecciones que debamos hacer.

Limpia nuestra mente del veneno emocional y de las recriminaciones a fin de que vivamos en un amor y una paz completos.

Permite que el amor que sentimos hacia nosotros mismos sea el poder que cambie el sueño de nuestra vida.

Con este nuevo poder en nuestro corazón, el poder del amor por uno mismo, permítenos transformar todas las relaciones que mantenemos, empezando por la que tenemos con nosotros mismos.

Ayúdanos a estar libres de conflictos con los demás.

Permítenos ser felices por compartir nuestro tiempo con las personas que amamos y perdonarlas por cualquier injusticia que sintamos en nuestra mente.

Ayúdanos a aceptar a los demás como son, sin juicios, porque cuando los rechazamos, nos rechazamos a nosotros mismos, y cuando nos rechazamos a nosotros mismos, te rechazamos a ti.

Ayúdanos a disfrutar de la vida, a disfrutar de las relaciones, a explorar la vida, a arriesgarnos, a estar vivos y a no vivir mas con miedo al amor.

Permítenos abrir nuestro corazón al amor que nos corresponde por derecho de nacimiento.

Ayúdanos a convertirnos en maestros de la Gratitud, de la Generosidad y del Amor a fin de que seamos capaces de disfrutar de todas tus creaciones por siempre jamás.

Amén.

LA LEY DE CORRESPONDENCIA:COMO ES ARRIBA, ES ABAJO… COMO ES ADENTRO, ES AFUERA.

Quien insullta, se insulta. Quien desprecia, se desprecia. Quien odia, se odia. Quien maldice, se maldice. Quien miente, se miente. Pues, todo aquello que de nosotros sale a nosotros regresa, a nosotros pertenece y a nosotros nos afecta.

Esta Ley de Correspondencia es una de las más importantes. Establece que lo de afuera es una proyección de lo de adentro. Tu mundo exterior es un fiel reflejo de tu mundo interior. Lo que es arriba es una proyección de lo que es abajo y viceversa. Esta ley declara que puedes saber lo que está pasando dentro de ti con solo fijarte en lo que está pasando a tu alrededor. Y puedes conocer cómo es el universo y otras dimensiones, tan solo observando tu interior.

Todo lo que haces, piensas o dices del resto del mundo, te define en este momento y a ti vuelve, convirtiéndose en un círculo, en una rueda que no es fácil de romper, así como en un gran engaño, debido al hecho de creer que toda esa visión pertenece sólo al exterior.

Si lo que de ti sale es engaño, espera sólo a ser engañado; si lo que en ti nace es simpatía, disponte a recibir simpatía y, si lo que de ti surge es incomprensión hacia los demás, prepárate para no ser comprendido.
Porque lo que ves fuera, a tu alrededor, es justo lo que llevas dentro, SINO SERÍA IMPOSIBLE RECONOCERLO.
Todo aquello externo a lo que tu mente presta atención, que enjuicias, interpretas o valoras, es exactamente lo que existe en tu interior. Y cuando más defectos vislumbres en los demás, más profunda es la herida, porque reconoces la tuya propia.

Si quieres conocerte, pon atención a tu entorno, a todo lo que tu mente observa cada día a tu alrededor y estarás frente a un retrato de ti mismo, frente a un dibujo exacto de tu interior.

Dentro

*Me siento mal..”

Y alguien podría correr a decirte…
Por culpa de..
Por esta persona..
Por esta circunstancia..
Por lo que vivimos..
Por la luna..
Por las estrellas..

Sin embargo..
Es cuando dejas de mirar afuera..
Por culpables..
Y comienzas  a mirar adentro por el único responsable..
Que es capaz de atender lo que necesita ser atendido..
De ayudarte…

No hay nada de malo en sentir..sentirlo todo..
Y cuando duela..
Regresemos a casa..
A la casa del corazón..
Que es donde nos necesitan.

No lejos.. aquí mismo..
No afuera..dentro de ti..
No culpables.. responsable..
No víctima..y si un creador consciente y compasivo.

“…Dentro…en tu corazón..allí estás lo que buscas…”

¿QUE SON LOS PARASITOS ASTRALES?


Un Parásito astral es un ser que se alimenta de nuestra energía o fluidos corporales, produciendo cansancio, dolor y enfermedad.

Son invisibles a las personas normales pero todos sentimos sus efectos.

¿DONDE SE ENCUENTRAN?
Pueden estar pegados en el aura, en la piel o dentro del cuerpo, incluso dentro de algún órgano.
Aunque a veces están en lugares de fácil acceso a nosotros, dentro de la cama, un sofá, una silla, water, armarios, etc…
Les encanta los lugares sucios, oscuros y desordenados, por lo que hay que mantener una buena higiene y orden.

¿DE QUE SE ALIMENTAN?
Se alimentan de nuestros pensamientos y emociones negativas, de la suciedad interna o externa, de las bajas vibraciones de la comida chatarra, de la energía residual que generan los vicios.

¿CUANTAS CLASES HAY?
Hay muchas clases, las mas conocidas son:

MEDUSAS: Se pegan en la cabeza, aferrándose con sus tentáculos,
Generan dolores de cabeza, aturdimiento, problemas de visión o cervicales.

ADORMIDERAS: Flotan en el aire, siendo nebulosas, con forma de bacteria, producen sueño, cansancio, pereza, quitando la vitalidad a la persona.

Me he fijado que las personas mayores las tienen en gran cantidad, es por eso que siempre están adormecidos, doloridos y cansados.

LARVAS:
Suelen tenerlas las personas toxicas, es síntoma de que la persona tiene suciedad energética, va acompañada de una entidad mayor y proliferan en ambientes sucios y desordenados.

ARAÑAS:
Estas saltan, tiene un aguijón atacando si se sienten amenazadas, se agarran fuertemente al cuerpo, difícil de quitarlas.
Debilitan el cuerpo u organo en el que se establecen.

SERPIENTES: Son largas y negras, se enredan en la columna u órganos internos, paralizan y generan dolor en ciertas partes del cuerpo.

SANGUIJUELAS:
Se alimentan de los fluidos mas densos, en el colon, intestinos, ano, generan puntos de dolor localizados que no se van, hinchazón y picor.

FORMAS PENSAMIENTO:
Creadas por la persona se alimentan de la emoción negativa que les dio vida,
Es decir, que si sentimos odio generamos una forma oscura deforme, esta se retroalimenta de mas odio haciéndose mas grande.

ELEMENTALES NEGATIVOS
Se alimentan de los fluidos sucios del sexo, de el alcohol, el tabaco o las drogas, algunos flotan en el aire, son pequeños y pasan desapercibidos, generan necesidad de consumir mas de lo mismo.

¿COMO LAS ELIMINO?
– Con ultrasonidos
– Llama violeta
– Reiki
– Cuencos tibetanos
– Hiervas, inciensos y flores perfumadas
– Amoniaco, vinagre y bicarbonato
– Mantras poderosos
– Baños de Sal marina.
– Azufre, Palo santo, limón. Etc…

Aunque la forma mas rápida es matandolos de hambre, quitándole aquello de los cuales se alimentan, es decir si tienes medusas, ten pensamientos positivos, medita y relaja la mente.

Si tienes Elementales negativos, no tomes tanta azúcar, no bebas alcohol, manten relaciones sexuales sanas.

Si tienes formas pensamiento, procura no enfadarte, llénate de amor y perdonar a quien haga falta.

¿COMO LOS PREVENGO?

– Manteniendo el hogar limpio, ordenado y
perfumado

– Manteniendo una higiene personal, mental y emocional, con una actitud positiva ante la vida.

– Una alimentacion rica en vegetales, verduras y legumbres, comiendo lo menos posible carnes, pescados, leches, harinas, azucar y estimulantes.

– Haciendo deporte

– Baños purificadores

– Reiki, Yoga, Taichi, Meditación, Oración o Decretos.

– Pasando tiempo en la naturaleza, al Sol, descalzandose en la tierra, respirando aire puro, paseando por la playa, nadar, etc…

No olvidemos que no son la causa de nuestros males y enfermedades, sino “Parásitos” que se alimentan de nuestra inmundicia energética y nuestra falta de orden y limpieza,
Por lo que teniendo en cuenta los factores que los atrae, es fácil erradicarlos de forma sencilla y rápida.

El amor en tiempos de cólera

Han leído “El amor en los tiempos del cólera” de Gabriel García Márquez? Parece habernos dejado un manual para la situación que estamos viviendo.

Les comparto parte del texto.

-“Capitán, el niño está preocupado y muy incómodo debido a la cuarentena que el puerto nos impuso.

–  ¿Qué te preocupa, muchacho?  ¿No tienes suficiente comida?  ¿No duermes lo suficiente?

– No es eso, Capitán.  No puedo soportar no poder desembarcar y abrazar a mi familia. 

– Y si te dejan salir del barco y se contaminan, ¿cargarías con la culpa de infectar a alguien que no puede soportar la enfermedad?

– Nunca me lo perdonaría, pero para mí inventaron esta plaga.

– Puede ser, pero ¿y si no fue inventado?    -Entiendo lo que quiere decir, pero me siento privado de mi libertad, Capitán, me privaron de algo.

– Y tú te privas aún más de algo. 

-¿Está jugando conmigo?

– De alguna forma. 
Si te privas de algo sin responder adecuadamente, habrás perdido. 

-“¿Entonces quieres decir, como dices, que si me quitan algo, para ganar debo privarme de otra cosa ?

– Exactamente, yo hice cuarentena hace 7 años atrás

  – ¿Y de qué te tuviste que privar?

  – Tuve que esperar más de 20 días en el barco.
Había meses en que ansiaba llegar al puerto y disfrutar de la primavera en tierra. 
Hubo una epidemia. 
En Porto Abril ,se nos prohibió bajar. 
Los primeros días fueron duros. 
Me sentí como tú . Pronto comencé a enfrentar esas imposiciones usando la lógica.  Sabía que después de 21 días de este comportamiento se crea un hábito, y en lugar de quejarme  y crear hábitos desastrosos, comencé a comportarme de manera diferente a los demás. 

Empecé con la comida.  Me propuse comer la mitad de lo habitual.  Luego comencé a seleccionar los alimentos más digeribles, para no sobrecargar el cuerpo.  Comencé a nutrirme con alimentos que, por tradición histórica, habían mantenido al hombre sano.
El siguiente paso fue agregar a esto una purificación de pensamientos no saludables y tener pensamientos cada vez más elevados y nobles. 

Me propuse leer al menos una página cada día de una discusión que no conocía. 

Me puse a hacer ejercicios en el puente del barco. 
Un viejo hindú me había dicho hace años que el cuerpo mejoraba al retener la respiración.  Me puse a respirar profundamente cada mañana.  Creo que mis pulmones nunca habían alcanzado tal capacidad y fuerza. 

La tarde fue la hora de la oración, el momento de agradecer a una entidad por no haberme dado, como destino, privaciones graves durante toda mi vida.
 
El hindú también me había aconsejado que tuviera la costumbre de imaginar que la luz entraba en mí y me hacía más fuerte.  También podría funcionar para los seres queridos que estaban lejos, por lo que también integré esta práctica en mi rutina diaria en el barco. 

En lugar de pensar en todo lo que no podía hacer, estaba pensando en lo que haría una vez que llegara a tierra firme.  Visualizando las escenas de cada día, las vivía
intensamente y disfrutaba de la espera. 

Todo lo que podemos obtener en seguida, rápido, no es interesante.  Esperar sirve para sublimar el deseo y hacerlo más poderoso. 
Me privé de comidas ricas, botellas de ron y otras delicias.  Me habían privado de jugar a las cartas, de dormir mucho, de practicar el ocio, de pensar solamente en lo que me estaban privando.

– ¿Cómo terminó, Capitán?

– Adquirí todos esos nuevos hábitos.  Me dejaron bajar del bote mucho más tarde de lo esperado. 

-¿Te privó de la primavera, entonces?

– Sí, ese año me privaron de la primavera y muchas otras cosas, *pero aún así florecí, llevé la primavera dentro de mí y nadie me la puede quitar.*”

Tan solo ser

Con tantos días para estar consigo mismo, meditando y recapitulando sobre su vida, llegó a concluir…

No lo tengo “todo”..
Todos mis sueños y mis deseos hechos realidad en mis manos ahora..

No soy lo perfecto que a mi ego le gustaría ser..
Siempre luz, nada de miedo, solo fluir..
Soy solamente un ser humano haciendo lo mejor que puede con lo que tiene..

Aún no sé muy bien por donde voy..
No tengo certezas..
Sólo ganas de aprender..
Sólo ganas de vivir.

Y sin embargo.. soy feliz..
(Si..y hasta miedo da decirlo porque se ha convertido en un tabú..pero lo soy)

Decidí..
Ya no quiero esperar..
Al día que logre “tal cosa”..
Al día que “eso” se realice..
Al día que ya no tenga temor..
Al día que todo esté “bien” para sentirme bien.
Al día que sea aprobado por los demás.
Al día que todo sea “perfecto”.

Soy feliz..hoy.
Como estoy..
Como soy..
Donde voy.
Sintiendo lo que siento..
Viviendo lo que me corresponde vivir.

“…Tal vez la felicidad no está allá lejos en lo que perseguimos..sino cuando nos detenemos a agradecer lo que somos hoy…”

Conciencia

Hoy se levantó de madrugada..
Por un fuerte ruido que parecía venir de la entrada de su casa..

De pronto..invadieron su mente..
Las historias del noticiero de la tarde..
Sobre crímenes y ladrones..
Su corazón se aceleró..
Y comenzó a sentir más y más temor.

Volvió a escuchar..
Otro ruido..
Y a pensar cosas peores y peores cada vez..
Ya le parecía que alguien había entrado…
Que estaban forzando la puerta..
Hasta creía  escuchar voces.

Aterrado..
Se puso de pie..
Y se dirigió al lugar de donde parecía provenir el extraño sonido..
Esperando lo peor..
Imaginando el más terrible escenario..
Llegó…

Y con todo y miedo..encendió la luz..

Para su sorpresa..y su alivio..
Cuando la oscuridad se desvaneció..
Descubrió que..
Era tan solo una ventana que había quedado abierta..
Y por la que el viento..estaba haciendo de las suyas.

Se puso a reír..
Despacito porque todos seguían durmiendo.

También se dió cuenta..
De cuánto afecta nuestra percepción de la realidad..aquello que sentimos..
Cómo puede llegar a dominarnos..
A cegarnos incluso..
Y hacer una interpretación no tan justa de lo que ocurre en base a ellos.

Le hizo pensar en cuantas veces confundió la realidad con una impresión  producto del miedo..de la rabia..de los celos..de la impaciencia..de la intolerancia..
Vió cosas que no existían..y no vió lo verdadero..
Actuando de acuerdo a ello.

Y también cómo todo se aclara..
Cuando lo iluminas con la pacífica sabiduría de la consciencia y el amor.

No todo es lo que parece..
A veces nuestros ojos están nublados..
Nuestros oídos se niegan a escuchar..
Nuestra mente está confusa..
Nuestro corazón está cerrado.

Cuando eso pase..
No pasa nada..
Prendamos la luz.

“…A la luz de la consciencia y del Amor..se puede ver lo verdadero…”