DE DÓNDE VIENE LA SALUD?

La salud no siempre viene de los genes o los buenos hábitos, la mayoría de las veces se genera desde la *paz  mental*, la paz en el corazón y en el espíritu.

Viene con la *risa*, la aceptación genuina de uno mismo y de los demás.

Viene con la MÚSICA que nos alegra y acelera nuestras neuronas.

Viene con el *AMOR* y el cuidado de nosotros mismos y la aceptación de los demás.

Hay alimentos saludables imprescindibles que nos proveen de energía y los cuales no vienen propiamente de un plato balanceado.

Por ejemplo:
las calorías de un *abrazo fuerte* , las proteínas de un *beso pausado*, los omegas de un *“Aquí estoy”*, la dopamina que genera inmediatamente un *“Te ves increíble”* y el anti- cancerígeno por excelencia de la honestidad indiscutible y la fiel compañía de los *amigos y familia*.

Siempre acompañado por los antioxidantes que no vienen exactamente en el vino de la copa si no de *la conversación* con esa persona especial que te escucha y te hace sentir que ese es el momento correcto para ambos.  

IMAGINACIÓN*

Sólo imagínalo..

Cuántos caminos tuvieron que juntarse..
Cuántos pasos tuvieron que darse..
Cuántas personas se conocieron..
Cuántas historias ocurrieron..
Cuántos kilómetros recorrido por el ciber espacio…
Para estar aquí.. tú y yo.

Sabes que se podía pensar…
Que la vida.. Es una escritora muy creativa y talentosa..
Y que cada encuentro..
Presencial o a distancia…
Es una novela de lecciones y amor..
Que ella va hilando..
Hasta el momento mágico..
En que nos miramos a los ojos..
O nos comunicamos por chat

Y decimos..

“Hola..es un gusto conocerte”.

“…Es una bendición habernos encontrado…”

Cada minuto..

No se quién lo escribió,  pero me fascinó:

⏱Cada minuto alguien deja este mundo atrás.
Todos estamos en “la fila” sin saberlo ‍♀️‍♂️‍♂️‍♀️‍♀️‍♂️‍♀️‍♂️‍♀️

Nunca sabremos cuántas personas están delante de nosotros.

No podemos movernos al fondo de la fila.

No podemos salirnos de la fila.

No podemos evitar la fila.

Así que mientras esperamos en línea ‍♀️⏱

¡Haz que los momentos cuenten!
Haz prioridades.
Haz el tiempo.
Da a conocer tus cualidades.
Haz que la gente se sientan importantes.
Haz oír tu voz.
Haz  cosas grandes de cosas pequeñas.
Haz sonreír a alguien.
Haz el cambio.
Haz el amor.
Haz La Paz.
Arréglate.
Asegúrate de decirle a tu gente que las amas 
Asegúrate de no tener arrepentimientos.
Asegúrate de estar listo.

Autor desconocido.

El apego como causa de sufrimiento

Mi mente amiga.

 
Al hablar de apego, tenemos la tendencia innata de darle una connotación positiva cercana al cariño, a lo que entendemos por amor. Sin embargo desde un punto de vista psicológico, es importante que tengamos claro qué es y qué no es el apego  y qué significa, realmente, desapegarse en el amor.
 
  El apego, como punto de partida del sufrimiento humano tiene un significado parecido a lo que podríamos definir como adicción. Es normal, que ahora, al leer esto la palabra apego resuene en tu cabeza de una manera no tan agradable. Si, es cierto, los psicólogos tratamos el apego desde el punto de vista de dependencia emocional como una adicción, una obsesión que tiene como sustento cuatro creencias falsas e irracionales :
 
El apego es un vínculo obsesivo con un objeto, idea o persona que se fundamenta en cuatro creencias falsas: primera, que es permanente; segunda, que te va a hacer feliz; tercera, que te va a dar seguridad total y, por último, que dará sentido a tu vida. Cuando tienes un vínculo de este tipo no estás preparado para la pérdida y, por ende, no aceptas el desprendimiento.
 
  Cuando nuestros sentimientos por alguien se vuelven obsesivos, el apego se corrompe, y es en ese punto donde surge el sufrimiento que viene dado principalmente por la pérdida de identidad, autoestima y dignidad en pos de mantener a nuestro objeto de apego ( deseo) a nuestro lado a cualquier precio. Dicho de otra forma, tu mente invierte la práctica totalidad de sus recursos en una lucha constante y titánica para que la persona “amada” no se aleje de tu lado,  olvidando por completo la búsqueda del propio bienestar y siendo incapaz de disfrutar de la alegría de compartir un amor sano y equilibrado.
 
El apego afectivo es una vinculación mental y emocional, generalmente obsesiva, a ciertas personas, originada en la creencia irracional de que ese vínculo proveerá de manera única y permanente de placer, seguridad o autorrealización con el total convencimiento de que sin la otra persona jamás se será capaz de alcanzar la felicidad.
 
 Estos vínculos de apego patológicos son los que dan en aquellas relaciones desiguales donde uno ejerce el poder y el otro se supedita, implorando la atención de aquel que a su vez le desprecia, pero encontrando en ese mismo desprecio el valor del otro. Son relaciones verticales, donde no existe la igualdad porque de hecho si esa igualdad llegase a darse la relación para ambas partes perdería su valor. Imaginemos por tanto que los Dioses existen  porque han sido adorados por los hombres. En este sentido, los hombres necesitan un Dios lejano, insensible o incluso vengativo para sentirle poderoso, lo mismo que ese Dios necesita de la vulnerabilidad de los hombres para sentirse a si mismo Dios.
 
¿ Cómo podemos despegarnos?
 
Despegarse no implica distancia emocional o frialdad. El desapego es una forma sana de relacionarse donde uno no se inmola por el otro, o más bien por la fantasia de poder que tiene sobre el otro. Para racionalizar esta situación, debemos ser conscientes de la realidad : nadie tiene el poder de hacernos felices. Nadie tiene en sus manos nuestro propio destino. Cuando somos conscientes de esa realidad, abrimos las puertas al desapego.
 
Ser afectivamente libres, significa amar sin poseer, sin oprimir. El individuo que decide romper con la adicción a su pareja entiende que desligarse psicológicamente no es fomentar la frialdad afectiva, porque la relación interpersonal nos hace humanos (los sujetos “apegados al desapego” no son libres, sino esquizoides). No podemos vivir sin afecto, nadie puede hacerlo, pero sí podemos amar sin esclavizarnos. Una cosa es defender el lazo afectivo y otra muy distinta ahorcarse con él.
 
Es en este lazo afectivo del apego corrompido donde el ser humano encuentra la mayor causa del sufrimiento. El deseo nunca cumplido de la posesión total del otro como garantía de la propia felicidad.

Limítate a ser un amante y permite que el todo sea tu amado.

“Conviértete en un amante, no de nadie en particular, simplemente conviértete en un amante en general. Permite que el amor se convierta en tu cualidad, no sólo en una relación con alguien, porque cuando el amor se convierte en una relación incluye a uno, pero excluye a todo el universo. Elegir a uno y excluir a todo el universo es un acuerdo muy peligroso, cuando todo el universo te pertenece y tú perteneces a él. Todo el universo sigue derramando su amor sobre ti, y no corresponder resulta muy desagradecido.

De modo que ama el sol, la luna, las estrellas, los árboles, los ríos, las montañas, a la gente, a los animales; limítate a ser un amante y permite que el todo sea tu amado. Eso es exactamente lo que hace la persona religiosa. Cuando tu amor se difunde por todo el espacio, cuando no tiene límites, cuando nada lo confina, cuando es ilimitado, cuando no está centrado en ningún objeto sino que es un estado de ser; cuando el amor es una plegaria, entonces el amor es meditación, y entonces el amor libera”.

¿ Qué es el despertar de la conciencia ?

El despertar de la conciencia no es un concepto que se pueda entender intelectualmente, es más bien un viaje experimental hacia la esencia de tu Ser, que te permite descubrir quién y qué eres realmente.

Despertar es un proceso de transformación interior en el que empiezas a tomar conciencia de ti mismo.

Despertar es abrir los ojos a la realidad que siempre ha estado ahí, pero nunca has podido ver por las distorsiones de tu mente.

Despertar es dejar de ser esclavo de tu mente y empezar a escuchar los mensajes de tu alma, para convertirte en dueño y señor de tu vida.

Despertar es volver a tu esencia y descubrir quién eres realmente, más allá de todas esas etiquetas con las que te has ido identificando.

Despertar es un camino de evolución personal y continuo hacia tu verdadera identidad, que sólo puedes recorrer tú, nadie más lo puede hacer por ti.

Despertar es un proceso de desaprendizaje, de soltar, de confiar en la vida, para que pueda expresarse a través de ti la verdad.

Despertar es salir de la mentira que has creado en tu mente, a través de tu sistema de creencias condicionado, para entregarte a la verdad.

Despertar es vivir en el presente, salir de la ilusión mental acerca del pasado y del futuro, para entregarte a la experiencia de la vida, sin filtros, aquí y ahora.

Despertar es dejar de resistirte a la vida, para empezar a fluir con ella.

Despertar es reconocer que la vida no te sucede a ti, sino que sucede para ti. Para que crezcas, aprendas y evoluciones. Para que descubras quién eres.

Despertar es darte cuenta que la vida es un juego, es un puro proceso de aprendizaje y que cualquier situación que “etiquetamos” como problema es solo una experiencia necesaria para crecer y evolucionar.

Despertar es dejar de verte a ti mismo como una víctima para convertirte en dueño y creador de tu vida. Ahí reside tu poder, tu responsabilidad y tu libertad.

Despertar es ser auténtico, ser quién realmente eres y dejar de interpretar un papel influenciado por lo que te ha inculcado la sociedad, tu ámbito familiar o tus creencias limitantes.

Despertar es reconocer el potencial infinito que hay en ti, más allá de las limitaciones de tu mente.

Despertar es reconocer tu esencia espiritual más allá de tu experiencia humana.

Despertar es dejar de pasarlo todo por el filtro de la mente, para entregarte a la intuición que te guía en el momento presente.

Despertar es dejar de actuar movido por el miedo y la necesidad de seguridad de la mente para empezar a actuar a través del amor y la necesidad de progreso del alma.

Despertar es confiar en la vida y reconocer que hay una inteligencia superior (llámala Dios, Universo, energía…) que te guía y te protege.

Despertar es reconocerte uno con la vida, lo que hace que sientas una compasión y un amor infinitos por cualquier forma de vida.

Despertar es reconocer la ignorancia de tu mente y darte cuenta que lo que “piensas” es tan solo un punto de vista, no es la verdad. De esa manera dejas de identificarte con tus
pensamientos y de defenderlos con uñas y dientes.

Si quieres vivir la vida libre, plena y llena de sentido que mereces, debes de cumplir un requisito, debes DESPERTAR TU CONCIENCIA…
José Ruiz García.

❤

TAN SOLO SER

Con tantos días para estar consigo mismo, meditando y recapitulando sobre su vida, llegó a concluir…

No lo tengo “todo”..
Todos mis sueños y mis deseos hechos realidad en mis manos ahora..

No soy lo perfecto que a mi ego le gustaría ser..
Siempre luz, nada de miedo, solo fluir..
Soy solamente un ser humano haciendo lo mejor que puede con lo que tiene..

Aún no sé muy bien por donde voy..
No tengo certezas..
Sólo ganas de aprender..
Sólo ganas de vivir.

Y sin embargo.. soy feliz..
(Si..y hasta miedo da decirlo porque se ha convertido en un tabú..pero lo soy)

Decidí..
Ya no quiero esperar..
Al día que logre “tal cosa”..
Al día que “eso” se realice..
Al día que ya no tenga temor..
Al día que todo esté “bien” para sentirme bien.
Al día que sea aprobado por los demás.
Al día que todo sea “perfecto”.

Soy feliz..hoy.
Como estoy..
Como soy..
Donde voy.
Sintiendo lo que siento..
Viviendo lo que me corresponde vivir.

“…Tal vez la felicidad no está allá lejos en lo que perseguimos..sino cuando nos detenemos a agradecer lo que somos hoy…”

ƊIALOƓOS ƐƝƬRƐ ƐL ƐƓO Ƴ ƐL ƐSƤIRIƬU

Eᥣ Ego dιjo: Cᥙᥲᥣqᥙιᥱr tιᥱmρo ρᥲsᥲdo fᥙᥱ mᥱjor, ᥱᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: ᥱᥣ ρᥲsᥲdo ᥒo ᥱxιstᥱ ᥱs soᥣo ᥙᥒ sᥙᥱᥒ̃o dᥱ tᥙ mᥱᥒtᥱ dιvιdιdᥲ, sóᥣo ᥱstᥱ momᥱᥒto ᥱs rᥱᥲᥣ.

Eᥣ Ego dιjo: Prᥱρᥲ́rᥲtᥱ ρᥲrᥲ ᥲᥣᥴᥲᥒzᥲr tᥙs sᥙᥱᥒ̃os ყ ᥱstᥲbᥣᥱᥴᥱ tᥙs objᥱtιvos, ᥱᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: ᥒo hᥲყ mᥲყor sᥙᥱᥒ̃o ᥲ ᥲᥣᥴᥲᥒzᥲr qᥙᥱ ᥱᥣ dᥱshᥲᥴᥱrsᥱ dᥱ todos ᥱᥣᥣos ρᥲrᥲ Sᥱr ყ ᥴoᥒoᥴᥱr qᥙιᥱᥒ rᥱᥲᥣmᥱᥒtᥱ ᥱrᥱs.

 Eᥣ Ego dιjo: Dᥱfιᥱᥒdᥱ tᥙs ᥴrᥱᥱᥒᥴιᥲs ყ ᥒo ρᥱrmιtᥲs qᥙᥱ tᥱ qᥙιtᥱᥒ ᥣᥲ rᥲzóᥒ, ᥱᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: Lᥲ ᥙ́ᥒιᥴᥲ ᥴrᥱᥱᥒᥴιᥲ rᥱᥲᥣ ᥱs sᥲbᥱr qᥙᥱ todᥲs ᥱᥣᥣᥲs soᥒ ιrrᥱᥲᥣᥱs ყ qᥙᥱ ρor tᥲᥒto ᥒo hᥲყ ᥒᥲdᥲ qᥙᥱ dᥱfᥱᥒdᥱr ᥒι ρrotᥱgᥱr.

 Eᥣ Ego dιjo: Los otros tιᥱᥒᥱᥒ ᥣᥲ ᥴᥙᥣρᥲ dᥱ mιs ᥴιrᥴᥙᥒstᥲᥒᥴιᥲs. Eᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: Los otros soᥣo rᥱfᥣᥱjᥲᥒ ᥣos ᥱfᥱᥴtos dᥱ tᥙs ᥴrᥱᥱᥒᥴιᥲs ιᥒᥴoᥒsᥴιᥱᥒtᥱs, ρᥱrdóᥒᥲtᥱ ყ ρᥱrdóᥒᥲᥣᥱs ρor mᥲᥒtᥱᥒᥱr ყ ρroყᥱᥴtᥲr sᥙᥱᥒ̃os ιᥣᥙsorιos dᥱ dιvιsιóᥒ.

 Eᥣ Ego dιjo: Esfᥙᥱ́rzᥲtᥱ ყ ᥴomριtᥱ ρor sᥱr mᥱjor ᥲ dιᥲrιo. Eᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: No ᥱxιstᥱ ᥱᥣ sᥱr mᥱjor ᥒι ρᥱor, todo ᥣo qᥙᥱ ρᥙᥱdᥱs ᥣᥣᥱgᥲr ᥲ sᥱr ყᥲ ᥣo ᥱrᥱs ᥱᥒ ᥱsᥱᥒᥴιᥲ, ᥒo hᥲყ ᥒᥲdᥲ qᥙᥱ mᥱjorᥲr ᥒι ᥣogrᥲr sιᥒo soᥣo dᥱshᥲᥴᥱr ᥣos vᥱᥣos qᥙᥱ ᥒo tᥱ dᥱjᥲᥒ Sᥱr ᥣo qᥙᥱ sιᥱmρrᥱ fᥙιstᥱ ყ sᥱrᥲ́s.

 Eᥣ Ego dιjo: Protᥱgᥱ ᥣo qᥙᥱ tιᥱᥒᥱs ρorqᥙᥱ ρodrίᥲs ρᥱrdᥱrᥣo. Eᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: Sι ρrotᥱgᥱs ᥣo qᥙᥱ tιᥱᥒᥱs ᥣo ρᥱrdᥱrᥲ́s, sι ᥣo ᥴomρᥲrtᥱs ყ ᥣo dᥲs ᥣo ᥴoᥒsᥱrvᥲrᥲ́s.

 Eᥣ Ego dιjo: Dιvιdᥱ ყ vᥱᥒᥴᥱrᥲ́s. Eᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: Uᥒᥱ ყ rᥱᥴordᥲrᥲ́s.

 Eᥣ Ego dιjo: Hᥲყ ᥲᥣgᥙιᥱᥒ ᥱsρᥱᥴιᥲᥣ qᥙᥱ tᥱ ᥲmᥲrᥲ́ dᥱ ᥙᥒᥲ formᥲ gᥱᥒᥙιᥒᥲ. Eᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: Eᥣ Amor ᥒo ᥱᥒtιᥱᥒdᥱ dᥱ ᥱsρᥱᥴιᥲᥣιsmos ყ ᥒᥲdιᥱ ᥱxtᥱrᥒo ᥲ tι ρᥙᥱdᥱ dᥲrtᥱ ᥣo qᥙᥱ ყᥲ ᥱrᥱs.
Eᥣ Amor sᥱ dᥲ ᥲᥣ Amor sιᥒ grᥲdos, rᥱqᥙᥱrιmιᥱᥒtos ᥒι ᥴoᥒdιᥴιoᥒᥱs ρᥲrᥲ ᥱᥣᥣo.

Eᥣ Ego dιjo: Sᥲᥴrιfίᥴᥲtᥱ ρor ᥣos dᥱmᥲ́s ყ gᥲᥒᥲrᥲ́s tᥙ ᥣᥙgᥲr ᥱᥒ ᥱᥣ Cιᥱᥣo. Eᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: Yᥲ ᥱstᥲ́s ᥱᥒ ᥱᥣ Cιᥱᥣo ყ todo sᥲᥴrιfιᥴιo ᥱs soᥣo ᥱᥣ ιᥒtᥱᥒto dᥱ “ρᥲgᥲr” ᥙᥒᥲ ᥴᥙᥣρᥲ ιᥒᥴoᥒsᥴιᥱᥒtᥱ qᥙᥱ ᥒᥙᥒᥴᥲ ᥱxιstιó ᥲᥣ sᥱρᥲrᥲrtᥱ dᥱ Dιos; tᥙ ᥣᥙgᥲr ᥱᥒ ᥱᥣ Cιᥱᥣo ᥱs ιᥒvιoᥣᥲbᥣᥱ, hᥲgᥲs ᥣo qᥙᥱ hᥲgᥲs ყ tᥲrdᥱs ᥣo qᥙᥱ tᥲrdᥱs ᥱᥒ rᥱᥴordᥲrᥣo.

 Eᥣ Ego dιjo: Eᥣ sᥙfrιmιᥱᥒto ᥱs ᥒᥱᥴᥱsᥲrιo ρᥲrᥲ ᥲᥣᥴᥲᥒzᥲr ᥱᥣ ρᥲrᥲίso. Eᥣ Esρίrιtᥙ rᥱsρoᥒdιó: Eᥣ sᥙfrιmιᥱᥒto ᥱs ᥱᥣ rᥱsᥙᥣtᥲdo dᥱ ᥣᥲ ᥴᥙᥣρᥲ ყ ᥱᥣ mιᥱdo, soᥣo ᥴoᥒ dᥱshᥲᥴᥱr ᥣᥲs mᥱᥒtιrᥲs qᥙᥱ ᥣᥲ mᥱᥒtᥱ dιvιdιdᥲ fᥲbrιᥴó ᥱᥣ sᥙfrιmιᥱᥒto dᥱsᥲρᥲrᥱᥴᥱ.

COINCIDENCIAS

*

Está bien que pienses como piensas..
que tengas tu pasado, tus experiencias, tus creencias..

Está bien que piense como lo hago..
también tengo un pasado…unas experiencias vividas..creencias que hoy me acompañan.

Está bien que coincidamos..si lo hacemos..
Y está bien si nuestros puntos de vista..son diferentes.

Aún podemos encontrarnos..
en el respeto que mostramos el uno por el otro..
en todo lo que somos y compartimos desde el corazón.
ellos son el puente…
donde siempre podremos reunirnos y reconciliarnos.

“..Pase lo que pase..nuestra unión y coincidencia..deberá estar siempre desde el corazón…”